cotizar para pensión en Colombia

¿Es conveniente cotizar para pensión en Colombia?

Nelson Toro

Jóvenes de 18 a 40 años

La juventud actual, en algunos casos más preparada intelectualmente y con más acceso a la información, asegura, que no les interesa cotizar en el sistema de seguridad social; como quiera que la decisión de cotizar o no, depende de muchas variables y un estudio más juicioso de su situación particular. Hoy me daré a la tarea de dar una explicación general del porque es tan importante cotizar, por este segmento de población al sistema de seguridad social.

    1. Es obligatoria la cotización al sistema de seguridad social, a todas las personas que de manera dependiente o independiente obtengan ingresos, Ley 100 de 1993, vigilado por la UGPP (unidad de gestión de pasivos y parafiscales). 2. El sistema de seguridad social está integrado, entre otros por las EPS (entidades prestadoras de salud, AFP (fondos privados de pensiones y Colpensiones), ARL (administradoras de riesgos laborales).

Además de sobre entender que la decisión de cotizar o no en nuestro sistema de seguridad social no es una decisión exclusiva de nuestro ámbito personal, sino que se da por nuestra obligación de cumplir con la Ley 100 de 1993, lo que debemos analizar es, si nos concentramos en la decisión del fondo de pensiones en el que debemos afiliarnos, tendremos que tener en cuenta las condiciones particulares de quien debe tomar la decisión. En el caso de la población joven con ingresos hasta quince salarios mínimos, la mejor decisión es hacerlo en Colpensiones, ojala antes de prohibirse la vinculación o traslado a dicho fondo; si devengan más de 15 millones de pesos mensuales, durante toda su vida laboral, le conviene más los Fondos privados de pensiones. Mi pregunta es ¿Qué porcentaje de la población joven de Colombia devenga esa cifra?

Hay un dato muy importante y relevante a la hora de tomar la decisión de vincularse a un fondo de pensiones y es la cobertura. No debemos olvidar que la afiliación a un fondo de pensiones se asimila a un seguro, seguro que cubre los riesgos de IVM – Invalidez, Vejez y Muerte. Cuando una persona joven va a tomar la decisión de vincularse a un fondo pensiones (casi nunca le interesa), se enfoca solamente en el riesgo de vejez y lo ve muy lejano. Pero se olvida que los riesgos de invalidez y muerte son latentes; en una sociedad insegura como la nuestra y dada la vulnerabilidad de nosotros los seres humanos, es necesario precaver la posibilidad de sufrir un percance que disminuya nuestra capacidad laboral o en el peor de los casos que acabe con nuestra vida. Este par de circunstancias están cubiertas por los fondos de pensiones y es allí en donde cobran su valor.

En al caso de ocurrir este insuceso, la Ley prevé el reconocimiento de la pensión a la persona que quede invalida o a los sobrevivientes (hijos, esposa y en algunos casos a sus padres), siempre y cuando se cumplan algunos requisitos establecidos en la Ley 100 de 1993. En el caso de Invalidez y Muerte, haber cotizado 50 semanas dentro de los tres años anteriores al acaecimiento del hecho.

Posted in Pensiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *