top of page

Del aislamiento obligatorio al selectivo frente al Covid-19 en Colombia (Parte I)

Actualizado: 11 sept 2020


Por: Dra. Luz Eneida Saldaña Abogada Universidad del Rosario, especialista en Derecho administrativo y Derecho financiero.


Atendiendo a varias comunicaciones y recomendaciones, entre otras, mediante el Decreto 1168 de 25 de agosto de 2020, que empezará a regir a partir de las cero horas del martes 1º de septiembre del año en curso, en todo el territorio nacional, se impartieron instrucciones en virtud de la emergencia sanitaria generada por la pandemia del Coronavirus COVID -19, para el mantenimiento del orden público y se decretó el aislamiento selectivo con distanciamiento individual, regulando la denominada fase de Aislamiento Selectivo y Distanciamiento Individual Responsable.


En efecto, la “Organización Internacional del Trabajo -OIT-en comunicado del 30 de junio de 2020 reiteró el llamado a los Estados a adoptar medidas urgentes para (i) estimular la economía y el empleo; (ii) apoyar a fas empresas, los empleos y los ingresos; (íii) proteger a los trabajadores en el lugar de trabajo y, (iv) buscar soluciones mediante el diálogo social.”


También, mediante memorando 2020220000083833 de 21 de abril de 2020, del Ministerio de Salud y Protección Social, “…a la fecha no existen medidas farmacológicas, como la vacuna y los medicamentos antivirales que permitan combatir con efectividad el Coronavirus COVID-19, ni tratamiento alguno, por lo que se requiere adoptar medidas no farmacológicas que tengan un impacto importante en la disminución del riesgo de transmisión del Coronavirus COVID-19 de humano a humano dentro de las cuales se encuentra la higiene respiratoria, el distanciamiento social, el autoaislamiento voluntario y la cuarentena, medidas que han sido recomendadas por la Organización Mundial de la Salud –OMS-.”


Adicionalmente, la Dirección de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud y

Protección Social, en memorando 202022000187753 del 25 de agosto de 2020, señaló que: “En este momento, en los distintos países se ha logrado pasar de un aislamiento obligatorio colectivo a una medida preventiva selectiva por tipo de personas, grupos específicos o áreas geográficas, entre otras. En el caso de Colombia específicamente dado que parece estar en los primeros picos, como se mencionó anteriormente, y al observarse una reducción de la trasmisión en algunas ciudades del país, se encuentra en un buen momento para fortalecer estrategias de aislamiento selectivo que son más efectivas, pero además menos disruptivas, para reducir la velocidad de la trasmisión del virus.”


Por lo anterior y dadas las necesidades de armonizar la relación economía – salud, las circunstancias y medidas de autocuidado para preservar la salud y la vida y evitar el contacto y la propagación del Coronavirus COVID-19, a través del citado decreto 1168, se impartieron las directrices para tomar las medidas de aislamiento selectivo y distanciamiento individual responsable para todos los habitantes de la República de Colombia, de acuerdo con las siguientes instrucciones, las que desde luego requieren de alto grado de responsabilidad individual, de autocuidado y de respeto por el otro, para disminuir el contagio y la propagación de la pandemia, a saber:


El distanciamiento individual responsable, aplica para todos los ciudadanos y habitantes que permanezcan en todo el territorio de la República de Colombia, cumpliendo los protocolos de bioseguridad en el espacio público que adoptará el Ministerio de Salud y Protección Social y deberán atender las instrucciones que expidan los diferentes ministerios y entidades del orden nacional, cumpliendo las medidas de aislamiento selectivo y propendiendo por el autoaislamiento.


En los municipios de alta afectación del COVID -19, los alcaldes en los municipios de alta afectación, con la debida autorización del Ministerio del Interior y previo concepto del Ministerio de Salud y Protección Social, podrán restringir las actividades, áreas, zonas y hogares que consideren pertinentes para la realización de un aislamiento selectivo y focalizado, de acuerdo con la variación en el comportamiento de la pandemia.


Toda actividad deberá estar sujeta al cumplimiento de los protocolos de bioseguridad que establezca el Ministerio de Salud y Protección Social para el control de la pandemia.

Las instrucciones y órdenes que emitan los gobernadores y alcaldes municipales y distritales en materia de orden público, con relación a la emergencia sanitaria por causa del COVID-19, deben ser previamente justificadas y comunicadas al Ministerio del Interior, y deberán ser autorizadas por esta entidad.


Los alcaldes de los municipios sin afectación, de baja afectación y de moderada afectación del COVID -19 podrán realizar aislamiento selectivo de hogares con personas con casos positivos en estudio, o con sintomatología.


Durante el tiempo que dure la emergencia sanitaria por causa de la pandemia del COVID-19, las entidades del sector público y privado procurarán que sus empleados o contratistas cuya presencia no sea indispensable en la sede de trabajo, desarrollen las funciones y obligaciones bajo las modalidades de teletrabajo, trabajo en casa u otras similares.


A partir de las cero horas (00:00 a.m.) del 1 de septiembre de 2020, hasta las cero horas (00:00 a.m.) del día 1 de octubre de 2020, se cerrarán los pasos marítimos, terrestres y fluviales de frontera con Panamá, Ecuador, Perú, Brasil y Venezuela, salvo para las siguientes actividades: Emergencia humanitaria, transporte de carga y mercancía, caso fortuito o fuerza mayor, salida del territorio nacional de ciudadanos extranjeros de manera coordinada por la Unidad Administrativa Especial Migración Colombia, con las autoridades distritales y municipales competentes cumpliendo además con los protocolos de bioseguridad que establezca el Ministerio de Salud y Protección Social.


Actividades no permitidas. En ningún municipio del territorio nacional, se podrán habilitar los siguientes espacios o actividades presenciales:

  • Eventos de carácter público o privado que impliquen aglomeración de personas, esto es, concurrencia de más de 50 personas.

  • Los bares, discotecas y lugares de baile.

  • El consumo de bebidas embriagantes en espacios públicos y establecimientos de comercio. No queda prohibido el expendio de bebidas embriagantes.

Los alcaldes de los municipios y distritos podrán solicitar al Ministerio del Interior autorización para la implementación de planes piloto, previo concepto favorable del Ministerio de Salud y Protección Social para:


  • Establecimientos y locales comerciales que presten servicio de restaurante o bares, para el consumo de bebidas embriagantes dentro del establecimiento o local,

  • Realización de ferias empresariales, siempre y cuando se cumpla en todo momento con los protocolos de bioseguridad y las normas sobre aglomeraciones emitidas por el Ministerio de Salud y Protección Social, para el desarrollo de estas actividades.

Cuando un municipio presente una variación negativa en el comportamiento de la pandemia, el Ministerio de Salud y Protección Social enviará al Ministerio del Interior un informe que contenga la descripción de la situación epidemiológica del municipio relacionada con el COVID 19 y las actividades que estarán permitidas para el municipio, con lo cual, se ordenará el cierre de las actividades o casos respectivos por parte del Ministerio del Interior a la entidad territorial.


Ahora bien, la inobservancia de estas medidas dará lugar a las correspondientes sanciones penales, disciplinarias y multas.


Así, a juicio del Gobierno Nacional, el concepto de “aislamiento” debe cambiar, mutando del obligatorio generalizado con varias excepciones, a uno selectivo y sostenible, separando solamente a personas enfermas o potencialmente enfermas (expuestas) durante un tiempo para reducir la probabilidad de contagio a otras personas. En síntesis, el director (e) de Epidemiología y Demografía del Ministerio de Salud y Protección Social, Fernández Niño explica que "las cuarentenas en covid-19 abarcan separar sanos de potencialmente enfermos y expuestos, disminuyendo la tasa de contactos, cubriendo a casi toda la población; por su parte, el aislamiento (a secas) es para un grupo más específico: casos confirmados y sospechosos (incluyendo aquellos asintomáticos), y sus contactos, quienes deben aislarse en su casa durante 14 días, que es el tiempo en que una persona puede ser contagiosa"

Por ende, en consonancia con esta norma, mediante el Decreto 1109 del 10 agosto de 2020 se implementó una estrategia que permite la flexibilización del aislamiento obligatorio y la puesta en marcha de un aislamiento selectivo de los casos confirmados y casos sospechosos o probables de alto riesgo, a través de la creación del Programa de Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible –PRASS, que propende también por su seguimiento y al cual nos referimos en la parte II de este artículo.



FUENTE: Decretos 1109 y 1168 de 2020 y página Ministerio de Salud y Protección Social.


En Consejuridico #QueremosAcompañarte





15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page