top of page

Habeas Data ¿Un derecho en riesgo?

Actualizado: 30 sept 2021


Por: Dra. Luz Eneida Saldaña Abogada Universidad del Rosario,

especialista en Derecho administrativo y Derecho financiero.


¡Descubre el nivel de cumplimiento de Habeas Data de tu empresa con nuestro test haciendo click aquí!


El devenir de las relaciones comerciales y tecnológicas, el auge del internet, de las aplicaciones y las redes sociales, los datos personales que nos piden en boletas en Centros Comerciales para acceder a rifas de carros y viajes, entre otros, nos exponen permanentemente a que nuestra información privada sea casi de dominio público y a la cual pueden acceder todo tipo de personas, inclusive inescrupulosas.


Así, a diario somos susceptibles de ser bombardeados con llamadas para ofertas, aparecemos reportados sin tener deudas y como compradores de equipos en compañías de celulares sin haberlos adquirido, somos suplantados y nos enteramos cuando nos llaman de agencias de cobro.


De ahí la importancia de conocer el derecho que tenemos de acceder a la información que define y protege el denominado “Habeas Data”, el derecho que tiene toda persona (tanto natural como jurídica), a conocer la manera en que han sido adquiridos y cómo están siendo utilizados por el organismo que los posee, actualizar y corregir cualquier información que se relacione con ella, que se encuentre almacenada y reportada en bases de datos y centrales de información de organismos o entidades tanto públicas como privadas y solicitar su eliminación o corrección si fuera falsa, errónea o desactualizada.


La expresión habeas data proviene del latín y significa “tener datos presentes” y se refiere a todos los datos tanto personales, financieros, crediticios, comerciales, y de servicios.


En Colombia, es un derecho de raigambre constitucional, consagrado en el artículo 15

de nuestra Carta, obligando al Estado a respetarlo y a hacerlo respetar, reglamentado

por medio de la Ley Estatutaria número 1266 de diciembre 31 de 2008.


Del citado artículo destacamos:


  • El derecho a la intimidad personal y familiar, buen nombre y honra.

  • La inviolabilidad de la correspondencia y demás formas de comunicación son inviolables.

  • Sólo pueden ser interceptados o registrados mediante orden judicial, en los casos y con las formalidades que establezca la ley.

  • Al iniciar cada período de sesiones el Gobierno rendirá informe al Congreso sobre el uso que se haya hecho de esta facultad.

  • Los funcionarios que abusen de las medidas a que se refiere este artículo incurrirán en falta gravísima, sin perjuicio de las demás responsabilidades a que hubiere lugar.

  • Para efectos tributarios judiciales y para los casos de inspección, vigilancia e intervención del Estado, podrá exigirse la presentación de libros de contabilidad y demás documentos privados, en los términos que señale la ley.

  • Según lo que reglamente la ley estatutaria, con el fin de prevenir la comisión de actos terroristas, con fundamento en serios motivos, puedan interceptar o registrar la correspondencia y demás formas de comunicación privada, sin previa orden judicial, con aviso inmediato a la Procuraduría General de la Nación y control judicial posterior dentro de las treinta y seis (36) horas siguientes.

En términos generales el “Habeas Data” es una garantía constitucional que protege a las personas contra el uso abusivo de información personal, sobre todo cuando esta ha sido obtenida de forma ilícita o fraudulenta, de allí la importancia de conocer quien administra nuestros datos y con qué finalidad; igualmente proteger nuestra información y la de terceras personas, lo que implica la necesidad de ser adecuadamente asesorados.


¿Una asesoría en Habeas Data es costosa? Depende, pero algo es cierto, siempre será

mas costoso reparar que prevenir.

60 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page