top of page

¿Es suficiente el talento?

Actualizado: 8 sept 2021


Por: Dra. Luz Eneida Saldaña Abogada Universidad del Rosario,

especialista en Derecho administrativo y Derecho financiero.


Esta pregunta surge del hecho de haber conocido a través de medios de comunicación y en ciertos casos, a partir de narraciones hechas por algunas actrices, quienes luego de haber entregado sus talentos en el escenario, han terminado aparentemente olvidadas cual “estrellas fugaces”, máxime cuando el medio en el que se desenvolvieron es tan exigente en términos de cánones de belleza, con los que por el paso del tiempo cada vez es más difícil competir y aún por la salud misma, que inevitablemente se deteriora.

Entonces llega el usualmente temido momento del retiro; para el cual, hay que estar preparados y estar blindados lo mejor posible a fin de afrontar los años por venideros, tratando de estar cubiertos para solventar las necesidades de salud, para una buena de calidad de vida, amén de una vejez digna.


Ilustro la idea con estas mini historias de tres famosas actrices, a quienes llamaremos las tres Marías:


María 1: La María aplaudida y después olvidada: Destacada actriz, que terminó en un asilo, sola, olvidada y con una adicción que la llevó a acabar con sus ahorros y hasta a vender su vestuario y finalmente a la muerte.

María 2: La María versátil, que tiene una tienda: Recordada aparte de su talento por su carisma y cara angelical, después del retiro de las tablas, para sobrevivir termina radicada en un pueblo donde se dice puso una tienda, olvidada del medio en tanto no recibe ofertas de trabajo.

María 3: La María exitosa sin retribución suficiente: Ella, bastante conocida en el mundo entero cuyo talento se expone y repite con similar éxito cada año sin que se le reconozcan regalías.


El final en la vida real de las protagonistas de nuestras pequeñas historias, refleja que, de alguna manera han terminado viviendo “historias de telenovela”, pero con finales no tan felices. Ahora bien, aunque siguen en el recuerdo de quienes vimos sus actuaciones, es evidente que esa admiración y cariño no les han sido suficientes.


A partir de estas tres historias cabe preguntarse, ¿Qué debieron hacer y no hicieron para haber prevenido que en su época no productiva según los estándares del medio en el que se desenvolvieron, no les hubiera tocado tener estos desenlaces? Así, la respuesta a la pregunta que plantea en el título de este blog podría ser: “NO, no es suficiente”.


La moraleja podría ser, hay que saber vender el talento y las habilidades, como un especialista, pensando de paso en el inevitable retiro que nos llega a todos, pero así mismo, viendo en ese talento un activo que debe ser protegido adecuadamente como ocurre en los negocios cotidianamente.


Se puede tener el derecho a pensar en un futuro prometedor para este sector desatendido en aspectos legales frente a un sistema renuente al reconocimiento de reposiciones, regalías por repeticiones, imagen comercial etc.; apoyo legal que ya no es un lujo sino una latente necesidad a la que es posible acceder con una asesoría adecuada y desde que se piense en colectivo como gremio.


¿Tienes dudas sobre la aplicación del Derecho de Autor? Contáctanos haciendo click aquí



En Consejuridico #QueremosAcompañarte

9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page